La tienda de las cremas que marcan tendencia

902 02 12 63 | 606 850 717  

Piel Más Joven, Saludable y Hermosa en 4 Pasos

Paso1: Limpieza

Paso 1: Limpieza 

En su constante batalla contra los signos prematuros del envejecimiento, los expertos en el desarrollo de cremas, serums, bálsamos y geles de nuestras marcas son muy rigurosos. Aunque cada una tiene su sello de identidad, todas coinciden en que las claves de una piel joven y sana son la exfoliación, la limpieza, la nutrición y la hidratación. Sin ellas, el envejecimiento prematuro es inevitable, sin importar los componentes genéticos de cada individuo.

 

Este post inaugura una serie de artículos que irá desentrañando cada uno de estos hábitos indispensables para el correcto cuidado de la piel. Comencemos centrándonos en la limpieza del cutis.

 

La limpieza es simplemente fundamental. Gracias a ella podemos eliminar por completo impurezas, restos de maquillaje, células muertas y exceso de grasitud. Es muy aconsejable que la limpieza se lleve a cabo a diario, idealmente al final del día.

 

Lo primero que se debe tener en cuenta es la elección de un buen producto de limpieza. Este puede ser una crema, un gel o una loción, dependiendo de las preferencias de cada persona. Existen limpiadores específicos para cada tipo de piel. Es importante asegurarse de que el limpiador escogido es apto para nuestro tipo de piel.

 

Para empezar el procedimiento de limpieza se debe coger una porción de fórmula y masajear con movimientos circulares, utilizando la yema de los dedos, la piel del rostro. Es muy importante no obviar zonas típicas de acumulación de impurezas y restos de maquillaje, como el pliegue nasogeniano, los bordes de la nariz y la sección superior del cuello. El movimiento circular es muy importante, pues facilita que la fórmula actúe y que los poros se abran, potenciando los efectos de la fórmula. No olvidemos que el objetivo es permitir que la piel se oxigene y regenere mientras dormimos.

 

Una vez que hayamos completado la aplicación, es necesario retirar la fórmula. Para ello, debemos utilizar agua tibia y una esponja o toalla húmeda. A continuación, secar la piel con una toalla limpia y seca. Muchas mujeres eligen este momento para aplicarse un tónico. De este modo, hacen más completa la limpieza y aprovechan al máximo las sustancias activas del tónico en el momento de mayor apertura de los poros.

 

La limpieza diaria es fundamental para mantener la salud de la piel y, por lo tanto, su belleza y lozanía. Sin embargo, una vez por semana es necesaria una limpieza más profunda, que elimine los residuos más arraigados y las células muertas que ocultan la piel más joven. Esta limpieza profunda que, además, devuelve al rostro su natural suavidad, es la exfoliación. De ella hablaremos en el próximo post.

 

¿Tienes preguntas? Nos encantará responderlas. Continuaremos tratando este apasionante tema en futuros posts. No dejes de contactarnos por Twitter, Facebook, formulario de contacto o email. O déjanos tu comentario. ¡Gracias!

Categoría: Cremas y Cosmética

Deja tu comentario

Sólo usuarios registrados pueden dejar comentarios. Por favor, loguéate o regístrate